Castellano   English   Français
Les atendemos de Martes a Domingo mediodia
de las 13 h. a las16 h.
y de las 20:30 h. a las 23 h.
Cerramos los Lunes

Nuestra Ciudad
Tudela

Un camino que se recorre durante 75 años.

  • Tudela ha llevado desde siempre una merecida fama en productos de la huerta, ya en el siglo IX el Moro Rasis hablaba de las frutas de Tudela diciendo que eran tan exquisitas, que no había hombre que lo pudiese contar ni decir. De entonces acá son muchos los escritores que han alabado los productos gastronómicos de Tudela, el último Camilo José Cela premio Nóbel de literatura que escribió un artículo, glosando las excelencias de la cocina tudelana.

    La comida tradicional tudelana ha sido una de elaboración sencilla, sin grandes sofisticaciones, y basada en una materia prima excelente. Podemos destacar los frutos agrícolas que cultivaba en secano y huerta, la carne de sus rebaños ganaderos, aves, conejos y cerdos que se criaban en el de corral, más la caza, y los peces que obtenían los pescadores profesionales en el río Ebro.

    Añadiendo a todo ello el buen vino y aceite tudelano, que tanta fama gozaron en el pasado.


La riqueza agropecuaria de la zona unida a la especial intuición Navarra para el arte culinario, da origen a unas suculentas especialidades gastronómicas, siendo las más importantes el calderete, guisado con patatas, carne de cordero o cerdo, aunque el típico, el llamado bardenero, lleva patatas, carne de conejo de monte y caracoles. La menestra contiene verduras, alcachofas, espárragos, guisantes alubias verdes, a lo que se le añade unos dientes de ajos y unos trocitos de jamón frito, adornando el conjunto con espárragos y gajos de huevo duro. Si de verduras hablamos no podemos olvidar las alubias pochas, que aunque no sean únicamente de Tudela, si llevan fama. La manera más típica y primitiva de guisar las pochas era con anguila del río Ebro o con codorniz, aunque ahora se las prefiere sin acompañamiento de carne ni pescado alguno. Otra especialidad culinaria famosa en toda España son los cogollos de lechuga de Tudela. Los auténticos son los de la variedad de lechuga del Grumillo. Los espárragos son otro de los frutos de Tudela más apreciados, la manera más típica de prepararlos es con un huevo. Las habas de la Mejana son famosas y se comen simplemente cocidas con sal y aliñadas con aceite.

Agradecer a Luis María Marín Royo, amigo y miembro del club de cata de Tudela Texto de su libro "La cultura en Tudela"